Archivos Mensuales: febrero 2009

Las marzas, ¿cantamos o rezamos?

Un aspecto importante para entender la cultura y costumbres de un pueblo, en nuestro caso, de Arcera, es a través de la religión practicada en el mismo, alejada a menudo de la oficial. No obstante además de la celebración de las fiestas litúrgicas, el pueblo celebraba fiestas y ritos de origen ancestral relacionadas con los momentos esenciales de la vida humana o con los principales periodos del calendario agrícola, celebraciones con un fin mágico y supersticioso.

Este es el caso de las Marzas, una tradión hoy prácticamente desparecida que tiene su origen en un rito ancestral agrario y responde así mismo al despertar de la primavera y por tanto a la alteración hormonal de mozos y mozas.. Los “marzantes” eran aquellos que salian anunciando la venida del 1er mes estacional, dedicado a la agricultura y que correspondía con el actual mes de marzo.

La última noche de febrero los mozos del pueblo, pedían las marzas por las casas del pueblo entonando canciones tradicionales. Los mozos que entraban aquella noche en comunidad eran los encargados en cargar con el saco de las limosnas. Al llegar a la casa lo saludaban diciendo:¿Cantamos o rezamos? Lo que nos manden haremos”. Si les decian cantar, entonaban las marzas y sino rezaban un responso por los difuntos de la casa.

“Marzo florido seas bien venido, seas bien venido,
con el mucho pan con el mucho vino, con el mucho vino,
traemos un burro cargado de arbejas, cargado de arbejas,
que viene de cocos hasta las orejas.”

“Traemos un burro cargado de nada, cargado de nada,
que no come trigo, paja ni cebada, paja ni cebada,
Que come chorizo y buenas tajadas, y buenas tajadas.

“Traemos un burro cargado de aceite, cargado de aceite,
para freir los huevos que nos de la gente, que nos de la gente.””

La gente del pueblo, les daban lo que podían, huevos, chorizo, pan, …
Recibida la limosna se despedían cantando:

“De esta buena casa bien contentos vamos, bien contentos vamos,
de la buena gente que en ella dejamos, que en ella dejamos”.

Con lo recaudado hacian una cena de hermandad con las mozas del pueblo. El sobrante lo vendian en remate público y con ello pagaban las hachas y velas que alumbraban al Santísimo en el monumento del Jueves Santo.

El rabel

Rabel

Rabel

Instrumento utilizado por los pastores para acompañar las largas horas de soledad aunque también se utilizaba para animar las fiestas y romerías.

Es humilde como la vida de quien lo tañe y sencillo porque no se necesita más que: una caja de madera tachonada de cuero o madera, una o dos cuerdas y un arco con pelo de cola de caballo, que de vez en cuando, se frota con resina para que se deslice con alegría por las cuerdas. Se parece a un violín, pero lo que le diferencia es que a parte de tener menos cuerdas se toca/ se tañe,  no colocándole junto al cuello, sino sobre el pecho o las piernas.

Aunque no produce un sonido “maravilloso” su cadencia monótona le hace ideal para acompañarle con el canto de romances y cantares.

Rabeleros famosos de Arcera, son Nato, cabrero de Arcera, durante muchos años y que hoy vive en Nestas, cerca de Aguilar.

También merecen ser nombrados los hermanos Florencio, Manuel y Abel de la Aldea de Ebro, hijos de Manuel y Josefa, y cuya casa era conocida como “la casa de la música”, ya que todos eran buenos músicos.

Revista Arcera …y sus vecinos

Revista Arcera ... y sus vecinos

Revista Arcera ... y sus vecinos

La revista Arcera y sus vecinos sugió en 1997 como lazo de unión entre los que vivieron hace mucho ya en Arcera y los que viven hoy, aunque sólo sea unos meses al año en el pueblo así como observar lo que acontece alrededor y cómo evoluciona con el discurrir de los meses.

Durante sus 8 años ha tratado de acercar a todos los arceranos este pueblo, ofreciendo información sobre su patrimonio tanto artístico como natural, sus gentes, la comarca … agradecidos de los colaboradores que han ido surgiendo a lo largo de estos años.

Aunque de momento la revista se encuentra en estado de letargo, no descartamos la posibilidad de que la revista Arcera vuelva a salir a la luz, aunque de momento, publicaremos más información de Arcera a través de este blog y nuestra página web www.arcera.org

Para aquellas personas que les falta alguno de los 8 números de esta publicación, os podéis poner en contacto con nosotros para solicitárnosla en nuestro mail asociacion@arcera.org

Escuela de Arcera: la obras

Aunque de momento no podamos jugar la partida al calor de la lumbre la Escuela  va a quedar mucho más grande, porque hace tiempo que se quedó pequeña. Habrá que ir pensando en hacer una buena inauguración. ¿qué os parece una exposición de fotos?…

A %d blogueros les gusta esto: