INCENDIO DE ROBLES ALBARES CENTENARIOS EN ARCERA Y LOMA SOMERA

QUEMA-LOMA09

El pasado incendio del 31 de agosto ha supuesto la pérdida irreparable de una cincuentena de robles octogenarios y centenarios en la vertiente de Bigüenzo hacia el Ebro en Loma Somera y Arcera.

ROBLES-ALBARES-QUEMA

En este lugar, se distribuyen aislados casi un centenar de robles albares (Quercus petraea) añosos, que junto con los que crecen en la ladera de Arcera forman parte de una misma unidad vegetal, partida tan sólo por el curso del Ebro; son quizás, el último testimonio de las antiguas extensiones occidentales del Hijedo, que clareados por una acción antrópica selectiva, han sobrevivido hasta nuestros días gracias a las necesidades de una economía que  combinaba el pastoreo con el aprovechamiento de la apreciada bellota, hoja y madera de este tipo de roble (dehesa). 

Los de Arcera se quemaron hacen ya casi una década y sólo queda algún que otro ejemplar disperso como el Roble de Los Tres Pies. Los de Loma forman la mayor concentración de ejemplares, con un valor natural extraordinario, pues no sólo han sido los últimos refugios naturales de los enjambres que escapaban al monte, sino también,  son los últimos refugios de otros insectos cada día más escasos, como por ejemplo, los longicornes o los mismos ciervos volantes (“matacanes” o “pecaos”), además de otra gran biodiversidad de fauna y flora, musgos, líquenes y helechos, etc.

La zona tiene un valor ecólogico muy elevado que merecería de una protección mayor que la que posee englobada en el LIC del Ebro, algo así, como la de BIOTOPO PROTEGIDO o ÁREA DE INTERÉS NATURAL. Ambas laderas del Ebro forman un CORREDOR ECOLÓGICO EXTRAORDINARIO y un refugio excepcional para la fauna, ya que, será de los pocos tramos de río Ebro,por los que no discurra alguna carretera o pista por sus riberas.

BOSQUES-VALDEPRADO-VALDERRE

Recientemente se ha señalizado el sendero del Ebro Gr-99. No sabemos si el incendio tiene relación con ello o ha sido simple fatalidad, pero sí suele suceder que el incremento de la afluencia humana  por ciertas zonas aumenta el riesgo; por este motivo es necesario ser sumamente cuidadosos en el trazado y apertura de nuevos senderos y evitar, a ser posible, zonas de gran valor natural.

Otro motivo habitual de incendios suele ser la quema del monte para ganar mayor superficie para pastos, que muchas veces está relacionada, más que con la necesidad real de pasto, con la intención de aumentar la superficie declarada a efecto de cobrar mayor subvención de la PAC.

ROBLE-ALBAR-QUEMADO

Los árboles añosos transcienden nuestra vida humana, forman parte de nuestro patrimonio natural heredado de generaciones anteriores, y no olvidemos algo fundamental, son los mayores fijadores del CO2 atmosférico en el suelo.

Publicado el 24/10/2009 en Naturaleza, Noticias y etiquetado en , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: