Archivo del sitio

LA SEMANA SANTA EN ARCERA

SEMANA SANTA EN ARCERA,

de Arcera y sus vecinos nº6, verano 2002

El miércoles Santo se cantaban las TINIEBLAS. Por la tarde se encendían todas las velas de la iglesia. En cada Salmo o Sagrada Escritura se iban apagando velas hasta que al final no quedaba ninguna encendida. Entonces tocaban los chavales dentro de la iglesia las ranas y matracas.

En Jueves Santo (y viernes Santo), tapaban todos los Santos de los Altares con un paño morado y ya no se tocaban las campanas, porque el Señor había muerto. Tampoco se tocaba música, ni se bailaba, solo se oía el ruido de las ranas o las matracas, que solían tocar los chavales para los Santos oficios.

Este día tenía lugar la procesión del Santísimo, solemne ceremonia que se celebraba en el interior de la iglesia de la Santa Cruz, y en la que se llevaba bajo PALIO del Altar Mayor del que antiguamente ocupaban la Virgen del Rosario y hoy en día, la Inmaculada.

En primer lugar iba, la cruz parroquial cubierta con un paño morado, a los lados los faroles y atrás el cura bajo Palio, con los monaguillos a cada lado.

El cura iba vestido con las prendas de rigor para el momento, que consistían en amito, alba, cíngulo, estola, que iba cruzada en el pecho, capa pluvial y sobre ésta, otra blanca con la que tapaba el Santísimo. El cura llevaba la llave y se cantaba el “Veni Creator”.

Se hacía el Via Crucis,  en la iglesia, cada uno con su misal haciendo lo que correspondía en cada cruz.

La noche de todos los Santos, al día de los difuntos, los mozos del pueblo tocaban las campanas “a muertos” durante toda la noche. El pueblo les regalaba un cordero u oveja y vino, lo preparaban esa noche y lo cenaban, mientras se turnaba normalmente de dos en dos para ir a tocar las campanas: “ blon – blon – ton – tin – tan – tin – tin – tin – tin – tan – tan – tin – tan – tin …” van aumentando el ritmo hasta dar con las dos campanas al mismo tiempo y paraban. Al rato volvían a repetir, se tocaban de 3 a 4 veces.

No faltaron las bromas que se gastaban entre los mozos. Algunos mientras los otros tocaban se cubrían con una sábana y se escondían en el primer piso del campanario para asustar a los otros cuando bajaban. En otras ocasiones clavaban velas encendidas en una calavera auténtica y las ponían en el pórtico. ¡Y dicen que los jóvenes de hoy tenemos malas ideas!.

El domingo de Pascua los chavales iban a San Pantaleón o a las eras de “La Costana” a comer rosco con chorizo y panceta.

bula-web

Bula para poder comer carne durante la Semana Santa:

Indulto de la ley de ayuno y abstinencia para 1957.

Indulto de 3ª clase. Limosna: 5 pesetas.

LA FÁBRICA DE ARCERA

Ubicada en el río Polla, modesto afluente del Ebro, que mantiene un caudal generoso durante todo el año, hasta el punto de que en tan sólo unos 5 kms  encontramos aproximadamente unos 15 molinos maquileros. A Reocín incluso le proporcionan el apellido, Reocín de los Molinos.

La Fábrica es en origen y con posterioridad molino maquilero, es decir que molía para el autoabastecimiento de la gente de los pueblos de alrededor y a cambio de la molienda les cobraba un tanto en especie, lo que se denominaba la maquila.

En 1836 Juan José de Irún, adinerado reinosano de familia guipuzcoana, compró al concejo de Arcera por 1.500 reales de vellón un molino en la zona denominada de El Lanchón en el río Polla. Tras comprar algún terreno más, erigió en el lugar LA FÁBRICA DE ARCERA, que hoy conocemos, con el objeto de moler harina para vender.

Estas fábricas de harina florecieron en la segunda mitad del siglo XIX  gracias a la apertura de la vía dela Meseta a Santander y del ferrocarril. El cereal procedente de las tierras de campos  castellanas del entorno de Aguilar de Campoo se molía en estas fábricas de harinas para posteriormente trasladarlo al puerto de Santander y de ahí a América, y últimamente a Cuba y Puerto Rico.

Hoy en día podemos verla en funcionamiento gracias a Victor y Conce y su familia, que la han conservado con enorme mimo y cuidado hasta el último detalle.

Bibliografía:

Agustín Rodríguez Fernández: “Antecedentes históricos del Municipio de Valdeprado del Río (Cantabria)”, Ayuntamiento de Valdeprado del Río, 2004

La Revista nº1 de “Arcera … y sus vecinos” ya se puede leer online

Nos hemos propuesto ir subiendo las revistas de “Arcera …y sus vecinos” a nuestra página web de Arcera. De este modo, todos aquellos que no las tengáis, podréis al menos leerlas online. Aprovecho la ocasión, para recordaros que nos podéis solicitar los ejemplares que os falten a través de nuestro email asociacion@arcera.org

Para leer la revista lo podéis hacer directamente a través del siguiente enlace: Revista “Arcera … y sus vecinos” nº 1, o desde el enlace que hay en la página principal de la web.

Esperamos que os guste!

Revista Arcera …y sus vecinos

Revista Arcera ... y sus vecinos

Revista Arcera ... y sus vecinos

La revista Arcera y sus vecinos sugió en 1997 como lazo de unión entre los que vivieron hace mucho ya en Arcera y los que viven hoy, aunque sólo sea unos meses al año en el pueblo así como observar lo que acontece alrededor y cómo evoluciona con el discurrir de los meses.

Durante sus 8 años ha tratado de acercar a todos los arceranos este pueblo, ofreciendo información sobre su patrimonio tanto artístico como natural, sus gentes, la comarca … agradecidos de los colaboradores que han ido surgiendo a lo largo de estos años.

Aunque de momento la revista se encuentra en estado de letargo, no descartamos la posibilidad de que la revista Arcera vuelva a salir a la luz, aunque de momento, publicaremos más información de Arcera a través de este blog y nuestra página web www.arcera.org

Para aquellas personas que les falta alguno de los 8 números de esta publicación, os podéis poner en contacto con nosotros para solicitárnosla en nuestro mail asociacion@arcera.org

Bienvenidos al blog de Arcera!!

De nuestra revista “ARCERA … y sus vecinos”, damos el salto al formato digital, esperando llegar de este modo no sólo a los que se encuentran en Arcera, sino incluso a aquellos que se encuentran al otro lado del charco.

Eso sí, manteniendo siempre la misma ilusión por dar a conocer este pequeño rincón del sur de Cantabria.

También nos puedes encontrar en www.arcera.org

A %d blogueros les gusta esto: