Archivo del sitio

EL INVIERNO EN ARCERA

Desde siempre el invierno en Arcera ha curtido los rostros, enrojecido mejillas y sabañones. Todos hemos oído a nuestros abuelos que ya no nieva como antes, que salían por la ventana a cazar las liebres y que hacían túneles en la nieve para llevar a las vacas al pilón a beber. Era tiempo de reparar aperos, de hacer las albarcas, de remendar, tejer e hilar, de contar cuentos e historias junto al fuego. Aunque ya no nieve como antes el invierno sigue siendo invierno en Arcera.

A %d blogueros les gusta esto: