Arcera - Cantabria

Ruta de los pastores de La Lora: SL-S 34 Villota de Ebro-Peña Camesía-San Martín de Elines (Valderredible)

RUTA DE LOS PASTORES DE LA LORA SL-S 34

VILLOTA DE EBRO- PEÑA CAMESÍA-SAN MARTÍN DE ELINES o viceversa

Recorrido 5 horas

Dificultad ninguna, pero al ser largo el recorrido llevar bocata y agua.

Recomendable en  primavera-verano cuando los días son más largos y aún así no es difícil que se eche la niebla de repente.

Durante una alta presión invernal las vistas son impresionantes pero el frío también.

Si empezamos en Villota de Ebro unapista nos lleva siempre bajo la Peña Camesía 1.132 m.

según vamos subiendo vamos viendo los cambios de vegetación.

Es la tierra de águilillas calzadas y escribanos montesinos.

Según pasamos junto a la Peña podemos ver varios nidos de buitre, chovas piquirrojas

e incluso alguna banda de viejos roqueros: aviones roqueros e incluso al roquero rojo.

Hacia el oeste coronamos Muñata 1.181m.

En el alto del infinito páramo de la Lora los chozos

y las enormes majadas nos dan idea de los inmensos rebaños que en su día poblaron la zona

y que ahora se restringen a  vacuno y caballar.

Es la tierra del agulicho cenizo, las collalbas y las alondras

y de un impresionante paisaje kárstico: diaclasas, lapiaces,…,

 verdaderos enlosados de piedra

Arriba y abajo onduleando campo a través

disfrutamos de las frágiles mariposas Parnassius apollo,

zarandeadas por el viento y arrugadas como el papel de seda,

o de las hermosas y escasas Erebias

Páramos de climatología extrema pero poblados incluso desde la prehistoria

Ejército de jóvenes encinas ramoneadas por el ganado

Si nos asomamos al precipicio sin acercarnos mucho

tenemos unas impresionante vistas de San Martín de Elines

de Ruerrero, el Hijedo y gran parte de Valderredible

e incluso de los páramos de Bricia y el pico el Castro y el Peñón.

Descendemos por la pista junto al refugio, que nos podría en alguna ocasión

ser de gran ayuda, hacia San Martín de Elines atravesando el hayedo,

y bien reponemos allí fuerzas, disfrutamos del  Ebro, de la Colegiata

y nos encaminamos  de nuevo  a Villota de Ebro por el sendero GR 99,

que parte de la Colegiata hacia el oeste por el interior bajo las Peñas y junto a las tierras de labor